miércoles, 10 de agosto de 2011

El 15 M y el peligro rojo


- Pues parece que al final la gente consiguió entrar en Sol. ¡Santa María bendita, qué procesión! Pero esto del 15 M... ¿no es un nido de rojetes? - Preguntó preocupado Fray Esponja ante la inminente llegada de Benedicto XVI.
- Pues vamos a ver, desde luego poca gente de ultraderecha vas a encontrar en el Movimiento 15 M. Pero por lo que destaca y lo que a muchos les cuesta entender es que aspira a ser un movimiento sin afiliación política. Es una respuesta a la situación actual en la que los partidos políticos no dan respuesta a las necesidades de la gente y donde el mercado impone sus condiciones para salir de una crisis que él ha provocado y de la que piensa salir beneficiado a costa de los que menos tienen.
- Pepe, ¿Puedo echarte un poco de agua bendita antes de que sigas? Sólo para estar seguro...
- Echa, echa.
- ¿Seguro que no es todo una conjura comunista? ¿Que no es un montaje pagado por los enemigos de Benedicto XVI para fastidiarle el viaje?
- En el 15 M se piden cosas como una ley electoral más justa, que no beneficie a los grandes partidos políticos y que no promueva el bipartidismo, porque al final tanto da que gobierne uno como el otro. Y tanto les da hacer oposición de una manera o de otra, porque saben que los siguientes en subir al poder van a ser ellos.
Piden luchar contra la crisis de una manera más justa socialmente. Si el estado tiene déficit puede luchar contra él recortando gastos, pero también aumentando los ingresos. Eliminando, por ejemplo los paraísos fiscales en los que grandes empresas evaden millones de euros. Luchando contra la corrupción. Poniendo un impuesto a las transacciones financieras... Pero nada de eso se hace. Sólo se recorta gasto público.
- Caray, eso ya es alta economía. Yo fuera de administrar el dinero del cepillo... Bueno, pero aparte de pasear por Sol, ¿a dónde va todo esto?
- Pues en eso están, en a ver a dónde va todo esto. No es fácil crear de la nada un movimiento que aglutine a gente con ideas tan diferentes, desde radicales muy radicales a moderados muy moderados. En sólo cuatro meses se ha avanzado mucho, pero cualquier partido actual lleva unos cuantos años más de adelanto. Anda, léete si quieres este artículo de ATTAC, La estrategia política del 15 M, que te puede dar una idea de todo esto.
- ¿ATTAC? ¡Cielos, necesito más agua bendita!

No hay comentarios: