viernes, 16 de septiembre de 2011

Pepe en Madeira



Este verano hemos estado en Madeira y Pepe no pudo resistir la tentación.
- ¡Viajar, viajar, viajar!

Y una vez allí, pues claro, como un niño más.
- ¡Teleférico, teleférico!

Sí, el teleférico de Founchal, uno de los emblemas de la ciudad y de Madeira. Ahí que nos montamos y nos metimos en la niebla. ¡Divertidísimo!

No hay comentarios: